Pasar al contenido principal
x

De 353 feminicidios en Colombia, solo se han dictado 53 condenas

Categoría
Prensa
feminicidios

En el 2016 fueron detenidas 101 personas por este tipo de casos y en 2015 se hicieron 23 detenciones.

El País.com.co

La Fiscalía General de la Nación reveló que desde 2013 hasta el presente año se registraron 53 condenas, de 345 procesos que se han presentado en el país por el delito de feminicidio. Es decir que no ha logrado finalizar ni la mitad de los casos que cursan por esta conducta.

Por ese panorama, la jueza 35 de Conocimiento de Bogotá le reprochó a la Fiscalía que no se le dé la agilidad procesal a los casos de feminicidio y abuso sexual en el país, como sí ocurrió, en menos de cuatro meses, para el caso del asesinato de Yuliana Samboní.

“El Juzgado quiere hacerle saber a la Fiscalía que celebra que se haya resuelto un caso en tiempo récord, y logró la identificación del agresor, y consiguió la aceptación de cargos del procesado, por lo que el Juzgado quiere resaltar que se realizó una investigación detallada y compleja (…) Por lo que el Juzgado puede decir que la Fiscalía tiene el capital humano para estar a la altura de los deberes de la Constitución; significa que cuando el ente acusador quiere, puede”, reprochó la jueza.

Para la administradora de justicia, se debería invertir la misma capacidad en todos los casos de violencia de género. 2016 cerró con una cifra superior a las 15.000 denuncias por casos de abuso sexual, entre las cuales figuran 6500 víctimas menores de edad, por cierto.

“De ese número tan abrumador de denuncias, si se consultan las cifras en las bases de datos del Consejo Superior de la Judicatura, se puede concluir que solo en un 10 % se ha logrado llegar a juicios (…) Frente al interés inusitado que presentó la Fiscalía y el Consejo Superior de la Judicatura al trámite que se le dio al proceso de Rafael Uribe Noguera, el juzgado se pregunta si se ha respondido de igual forma a las 15.000 víctimas que esperan el funcionamiento de la administración de justicia”, argumentó la funcionaria.

¿Impunidad?

Desde 2013 a la fecha, entonces, se suman un total de 345 procesos por el delito de feminicidio. Del total de investigaciones, 152 indagaciones son preliminares, 85 se encuentran en etapa de juicio oral, 54 están en etapa de lectura de fallo y tres esperan condena, tras la aceptación de cargos de los agresores.

En un informe elaborado por el ente investigador, se explica que por este delito han sido capturadas 153 personas.

En cuanto a condenas, actualmente la Fiscalía ha documentado 53, de las cuales en su mayoría se produjeron por aceptación de cargos de los acusados, tal como ocurrió en el caso de Rafael Uribe Noguera, quien fue sentenciado tras allanarse a cargos.

Por su parte, Medicina Legal advirtió que el año pasado se registraron 17.000 estudios por violencia sexual contra menores, y este año ha empezado con una cifra de 2640 casos.

“La violencia contra niños y niñas continúa, y los agresores siguen siendo principalmente los familiares, como padrastros, padres, abuelos y hermanos mayores, los días de más frecuencia son los domingos y sábados, en horas de la tarde entre las 5:00 p.m. y las 8:00 p.m.”, indicó el director de Medicina Legal, Carlos Eduardo Valdés.


El jefe del instituto científico, señaló, además, que diariamente se registran un promedio de 44 casos de abuso sexual a menores de edad.

Las posibles soluciones

Para varios de los jefes de las entidades de control, la condena contra Rafael Uribe Noguera es un ejemplo de cómo se deben enfrentar los casos por este tipo de delitos.

Por ejemplo, el procurador Fernando Carrillo indicó que la justicia puede funcionar con celeridad, como en este caso, cuando hay intención de las partes: “Esta es una condena que demuestra que cuando el sistema judicial se empeña en sacar adelante un resultado y poner una sanción ejemplar frente a un delito de esta naturaleza, las cosas pueden funcionar”.

Belén Sanz, vocera de ONU Mujeres, señaló por su parte que la impunidad aún está presente en este tipo de casos. Destacó que en la Rama Judicial se busque fortalecer la Comisión de Género, para dar una “igualdad procesal” para los casos en los que son víctimas mujeres.
“Se debe garantizar la perspectiva de género en la ley y de trato de las autoridades (…) Se debe visibilizar a las mujeres y se deben redoblar esfuerzos para llevar el enfoque de género a los juzgados, tribunales y cortes. La Comisión de género ha permitido que haya cerca de 800 sentencias con enfoque de género”, indicó Sanz.


Para la vocera de ONU Mujeres se deben romper los estereotipos que rondan frente al acceso de la mujer en la justicia como que “haya brechas económicas y las mujeres con menos recursos no puedan acceder fácilmente a la justicia”.

En ese sentido, en el fallo de la jueza 35 de Conocimiento de Bogotá asegura que Rafael Uribe Noguera se aprovechó de la condición de “mujer, niña y pobre” de la menor. Y previo al crimen analizó con detalle estos factores, sumados a la falta de seguridad del barrio, para cometer el hecho, es decir que según la administradora judicial “escogió a su víctima, por su alto grado de indefensión”.

En Cali este año habrían bajado los feminicidios

Según las estadísticas de la Fiscalía, en Cali en lo que va del año han bajado ostensiblemente los casos de feminicidios. Hasta este viernes 31 de marzo se había registrado un caso. En el mismo periodo del año anterior iban 6. En ello quizá la suerte haya ayudado. En estos primeros tres meses de 2017 van 9 tentativas de feminicidio en la ciudad.

En la mayoría de los casos, dice Elizabeth Sánchez, subdirectora de Fiscalías seccional Cali, los hombres asesinan a sus parejas porque ellas decidieron no seguir más en la relación. Le pasó a María Cecilia Rentería. El 22 de enero fue asesinada por su pareja en el barrio Brisas de Comuneros.

En todo 2016, por cierto, en Cali ocurrieron 23 feminicidios, la mayoría por asfixia mecánica o golpes con objetos contundentes: palos, martillos, una piedra.

El problema, claro, es la violencia intrafamiliar. El origen de un posible feminicidio está ahí, dice Elizabeth Sánchez. Al mes, en promedio, a la Fiscalía llegan 400 reportes.

El oriente de Cali es, por demás, donde más suceden los feminicidios. Históricamente, las comunas con más casos son la 15, la 16, la 19, la 20 y la 21, aunque con las cifras hay que tener cuidado.

Liliana Otálvaro Marín, trabajadora social e integrante del colectivo Reparando Ausencias, dice que en términos de investigación de feminicidios hay una alta impunidad.

“En la clasificación inicial de los casos generalmente hay muchas dificultades porque no hay información completa de lo sucedido o porque no hay la perspectiva de género para hacer el análisis de la información. Eso significa que si los feminicidios que ocurren no se clasifican como tal, seguimos con una situación de impunidad muy fuerte”.


Es decir: han ocurrido asesinatos de mujeres que pese haber sido feminicidios, no se han considerado como tal.

“Hace muy poco los medios registraron el caso de una chica en Cali que fue a un partido de fútbol con sus amigos, y cuando salieron, uno de ellos le dijo que quería tener relaciones sexuales. Como ella se negó, él le pegó dos tiros. Sucedió en Yumbo. Sin embargo, se asoció el caso a barras delincuenciales, no a lo que verdaderamente es, un feminicidio, por lo que se dificulta la investigación y clasificación de estos hechos”, agrega Liliana.

Un feminicidio no se debe olvidar, es un asesinato de una mujer por razones de género o mejor, “el asesinato de mujeres por hombres motivados por el odio, desprecio, placer o sentido de posesión hacia las mujeres”, como lo definieron en su momento los activistas Diana Russell y Jane Caputi.

Para el personero de Cali Héctor Hugo Montoya, efectivamente, varios feminicidios no quedan registrados en las estadísticas como tales.

“Penalmente, a diferencia de muchas opiniones, es muy fácil determinar cuándo sucede un feminicidio y sin embargo, no se están clasificando los casos de esa manera. Los feminicidios son aquellos asesinatos que sufren las mujeres por el hecho de ser justamente mujeres. Pero no se está investigando a profundidad para determinar ello y por eso los feminicidios no quedan en las estadísticas. Hay errores conceptuales.

Hay que investigar las circunstancias de las muertes para esclarecer si el asesinato se debió a la condición de mujer o no. Por ejemplo: se determina que matan a una mujer por robarle el celular. Pero le roban el celular porque, precisamente, los victimarios la pueden considerar frágil, que no pondrá mayor resistencia, por su condición de mujer. Eso también es un feminicidio”.

Las autoridades en todo caso hacen esfuerzos. En Cali existe un grupo conformado por tres fiscales dedicados exclusivamente a investigar los asesinatos de la mujeres y ya han logrado algunos resultados.

El pasado 27 de marzo, por ejemplo, funcionarios de la Seccional de Investigación Criminal adscritos a la Unidad investigativa contra los Delitos Sexuales y la Familia, realizaron la captura de alias El Zarco en la terminal de Guadalajara de Buga. ‘El Zarco’ es el presunto autor del crimen de Sandra Marcela Sierra Palacios, de 19 años, asesinada el 23 de agosto de 2016 en el motel Condoricosas.

‘El Zarco’ esperaba una encomienda en la terminal y según los investigadores, estaba reuniendo el dinero suficiente para salir del país. Para identificarlo fueron fundamentales las cámaras del motel.
Sandra Marcela, al parecer, había terminado la relación y empezó a salir con otro joven. ‘El zarco’ le advirtió que si no era para él, no era para nadie. Como si las mujeres tuvieran títulos de propiedad.

“Para frenar la violencia contra la mujer no es suficiente aumentar las penas. Se hace urgente educar a la sociedad machista”, dice, a propósito, el personero Héctor Hugo Montoya.

ENLACE:

http://www.elpais.com.co/judicial/de-353-feminicidios-en-colombia-solo-…