Pasar al contenido principal
x

Personería logró cierre de establecimiento comercial que funcionaba como bar y afectaba tranquilidad de los ciudadanos

Categoría
Noticias oficiales

 

Dra Amada Booder

 

La Personería Cali, a través de su Dirección de Participación Ciudadana, recibió en días pasados una queja ciudadana en relación al establecimiento "Rapi-Ángel" del barrio Ciudadela Comfandi, que venía funcionando como estanco y discoteca en una zona mayoritariamente residencial, afectando la tranquilidad de los vecinos.

El local ubicado en la Cra. 83C 25-34, según la queja, vendía licores y facilitaba su consumo en el espacio público del barrio: “con mesas, sillas y parasoles para convertirlo en un bar al aire libre (…) música karaoke para sus clientes, televisor a bordo y bafle” según el documento, causando ruido, contaminación por humo de cigarrillo y congestión del sector por el parqueo de vehículos de clientes.

El programa de Personeros en las Comunas, como estrategia que acerca los servicios de la Personería a la comunidad, recibió y coadyuvó la petición ciudadana para garantizar los derechos ciudadanos a la paz y la tranquilidad, a través de la Personera Delegada de la Comuna 17, Dra Amanda Booder, quien ofició al Subsecretario de Inspección Vigilancia y Control, Dr. Sami Jalil Paz para indagar por las actuaciones de este despacho.

La Personera Delegada también ofició al DAGMA, como autoridad ambiental, para que se tomaran las medidas a que hubiese lugar frente al ruido generado por el establecimiento.

Vale destacar que al Derecho de Petición se anexó el Concepto de Uso del suelo, con base al POT vigente, donde efectivamente se constató que el establecimiento Rapi-Ángel: "no esta autorizado para expendio bebidas alcohólicas para consumo dentro del establecimiento”.

Por ello, el pasado 23 de noviembre de 2017 funcionarios del DAGMA realizaron visita técnica ambiental al establecimiento Rapi-Ángel donde efectivamente se

observó que el predio era usado para actividades de bar, realizando los requerimientos pertinentes para la mitigación de los posibles impactos ambientales.

En vista de las razones expuestas, el pasado 19 de diciembre de 2017, exactamente un mes después radicada la queja ante el Ente de Control, la Inspectora de Policía María Mercedes Hincapié ordenó el cierre del establecimiento, (tras resolución emanada por la autoridad Municipal), en vista que la actividad comercial ejercida en dicha dirección no era permitida.

Con estas acciones y el efectivo acompañamiento de los Personeros en las comunas, la Personería de Cali continúa cumpliendo a los caleños(as), en la protección y defensa de sus derechos.