Pasar al contenido principal
x

Reseña Histórica

Historia de las Personerías en Colombia

¿Cómo nacen las Personerías en Colombia?

En América, por medio de las Reales Cédulas de 1519 a 1528, la Institución del PERSONERO MUNICIPAL apareció en forma precaria con la imposición de la Legislación Indiana y en el Territorio de la Nueva Granada con los llamados SÍNDICOS PERSONEROS DEL COMÚN O PROCURADORES DE LAS CIUDADES designados por los cabildos, que no ejercían las funciones de Fiscalías de la Corona, si no que tenían como tarea principal la vigilancia del Fisco. Los Síndicos Personeros estaban encargados de llevar la vocería del pueblo para conseguir la aplicación correcta de las leyes, o en otras para obtener sus derechos y lograr cumplida justicia.

¿Al terminar la dominación española que pasó con esta figura?

La Institución no sufrió alteraciones en la terminación de la dominación española. Al cambio de gobierno en 1810 se impuso la separación de poderes y con ese criterio se organizó la Rama Jurisdiccional, pero sin separar de esta al Ministerio Público, como institución bien definida, pues se conservó el empleo de Fiscal en escala superior y el síndico Procurador General en grado inferior.

La Institución continuó en la naciente república a partir de 1810 y fueron denominados SÍNDICOS PROCURADORES GENERALES DE CARÁCTER LOCAL. Su influjo fue tan portentoso que en 1819 el Libertador esbozó la posibilidad de crear en el orden nacional, una Procuraduría General de la República, tomando como arquetipo las Personerías del común con la función de exigir la observancia estricta de la Ley.

Su proyecto sin embargo, sólo se hizo realidad en la constitución de 1830, en la cual se dispuso que el Ministerio Público sería ejercido por el Procurador General de la Nación. Pero en desarrollo de esa norma constitucional se expidió la primera Ley Orgánica del Ministerio Público y en ella se estableció que de ese cuerpo formaba parte el Procurador General de la Nación, los Procuradores Generales del Departamento, los Procuradores del común y los Agentes de Policía. Los síndicos personeros de los cabildos hoy (Concejos Municipales), se determinó en la citada Ley , ejercían el Ministerio Público en los cantones ante la autoridad de policía del cantón, Jueces de Primera Instancia y Alcaldes de las Parroquias.

¿Cuándo se complementa la estructura del Ministerio Público?

En el año de 1855 se complementó la estructura del Ministerio Público y en esa oportunidad la Ley siguió reconociendo la importancia de las Personerías al señalarle transcendentales funciones a los personeros o procuradores parroquiales, entre los cuales se mencionaba la de llevar la voz de la Nación ante los jueces parroquiales en los asuntos en los que fuese parte, la de llevar la voz fiscal en todas las causas seguidas de oficio ante los mismos funcionarios, cumplimiento de los deberes como funcionarios de instrucción y la de colaborar con los demás agentes fiscales.

La Constitución de 1858 mantuvo la institución de las Personerías al consagrarse que el Ministerio Público sería ejercido por la Cámara de Representantes, por el Procurador General de la Nación y por los demás funcionarios a quienes la ley atribuye esa facultad, vale decir los Personeros, entre otros. En la Constitución de 1863 se repitió esa disposición y se fijaron las principales atribuciones del Ministerio Público. Más tarde la Ley 73 de 1880 dispuso en el Artículo 20: “Los Fiscales y Personeros Municipales continuarán ejerciendo las atribuciones y cumpliendo las funciones que le señalen las leyes vigentes”.

¿Qué pasó con la figura de Ministerio Público al expedirse la Carta de 1886?

Al expedirse la Carta de 1886 quedó consagrado que el Ministerio Público sería ejercido bajo la suprema dirección del Gobierno, por un Procurador General de la Nación, por los Fiscales de los Tribunales Superiores de Distrito y por los demás funcionarios que designe la Ley. Mediante la Ley 61 de ese año se reglamentaron las funciones de los integrantes del Ministerio Público y respecto de los Personeros Municipales textualmente se dispuso: “En cada Distrito Municipal habrá un Personero que residirá en la cabecera de cada Distrito y será nombrado por el Presidente de la República, quien puede delegar esa facultad en los Concejos Municipales”. En 1887 se adicionó la citada Ley 61 y se determinó que los funcionarios del Ministerio Público serían nombrados por el Presidente de la República y volvió a incluirse al Personero Municipal entre sus integrantes.

La Ley 149 de 1888, sobre Régimen Político y Municipal, también se ocupó del Ministerio Público y estipuló que sería ejercido entre otros los Personeros Municipales. Se reiteró igualmente que el poder ejecutivo nombraría los miembros del Ministerio Público, pudiendo delegar esa facultad en los Concejos Municipales para el caso de los PERSONEROS. En 1903 se suspendieron provisionalmente las Plazas de los Fiscales de Circuito y se utilizó a los Personeros para desempeñar las funciones a ellos asignadas. Tal decisión fue ratificada en la Ley 63 de 1905.

¿Hubo algún cambio en la figura de los Personeros en la Reforma Constitucional de 1910?

En la Reforma Constitucional de 1910 se estableció que los Personeros serían nombrados por los Concejos Municipales, norma que se repitió más tarde en 1923 en la Ley sobre organización Judicial. Idéntico procedimiento consagró el Código de Régimen Político y Municipal, Ley 4ª. de 1913, estatuto en donde además se señalaron a los Personeros sus funciones, recogidas en el actual Régimen Municipal Artículo 139 y siguientes (Decreto 1333 de abril 25 de 1986, expedido por el Presidente de la República en ejercicio de las facultades extraordinarias que le confirió la Ley 11 de 1986), dándole el carácter de Defensor del Pueblo O Veedor Ciudadano. Finalmente la Ley 3ª de 1990 amplía su período a dos años y le asigna la función de DEFENSOR DE LOS DERECHOS HUMANOS.

¿Cuál es el origen político de los personeros?

Su origen político está dado en los antecedentes del procedimiento de elección. En Roma, antes del Imperio, hasta muy avanzado el Siglo II, el pueblo se reunía en Asambleas (Comitia, Curiata o Tributa) y asignaban al “Actor Publicum” que era lo que hoy conocemos como PERSONEROS y que en otra época se llamó Cindici – Municipium. También en España en la época de los Austrias, en el período de 1517 a 1700, el pueblo elegía los llamados Jurados, vigilantes de la función de los regidores, y que luego se transformaron en los Síndicos o Procuradores.

Por último, en las reformas administrativas de Carlos III aparece que por medio de Resolución del 5 de mayo de 1766 se dispuso “Considerando también que en muchos pueblos el oficio de Procurador Síndico es enajenado y que suele estar perpetuado en alguna familia o que este oficio recae por costumbre en algún regidor, individuo del ayuntamiento; acordamos igualmente que en tales ciudades, sin exceptuar las capitales del Reino o Provincia, Villa o lugar donde concurrieron estas circunstancias, se nombre o elija anualmente el Común por un término de dos años por lo menos”.

En nuestra Constitución Política se declara en el Artículo 1, la forma de Gobierno que es la República Unitaria lo cual confirma la vocación democrática y por lo tanto supone la participación directa de los ciudadanos en las decisiones importantes del Estado. De manera que por ello se ordena que las autoridades más representativas de los intereses de la colectividad serán escogidos por medio del sufragio directo y en el caso de los Personeros mediante una elección de segundo grado por parte de los integrantes del Concejo Municipal, representantes directos de los intereses de la comunidad local.

Se objeta la idoneidad del Personero para realizar la tarea encomendada con el argumento de que por sus orígenes políticos no goza de la imparcialidad necesaria en los juicios. Pero resulta equivocado pretender que el Personero no tenga ese origen político en el más puro sentido de la palabra ”política”, que al analizar con mayor razón el Personero debe ser elegido, en consideración que “política” es el arte de servir y el Personero en ejercicio de su cargo servirá a toda la comunidad de su ámbito territorial. Si su función es la de representar los intereses de la sociedad, ningún otro procedimiento puede ser más comprometedor que el existente, porque no se trata de una provisión discriminal sujeta al arbitrio de un nominador de turno, sino de la escogencia hecha por quienes han sido elegidos con el voto de los ciudadanos de la comunidad Municipal para que rijan los destinos del Municipio.

¿Cómo se definió la estructura organizativa de la Personería?

Revisado desde 1910, la Personería Municipal de Cali, contaba únicamente con los siguientes cargos: Personero y un secretario.

Sólo hasta 1934 se encontró información de una estructura administrativa de la Personería mediante Acuerdo No. 43 del 9 de octubre.

Este Acuerdo establece las funciones para cada cargo, además adscribe a la Personería, la Oficina de Ejidos (con un ingeniero y un secretario) cuyos funcionarios eran igualmente nombrados por el Concejo Municipal.

Mediante el Acuerdo No. 23 del 14 de junio de 1938 se reorganiza nuevamente la Personería asignándose los siguientes cargos:

Personero, Secretario, Abogado de consultor y de Ejidos, Jefe de sección civil, Jefe de sección de escuelas, dos Escribientes, un Auxiliar de servicios generales y un Portero citador.

¿Año tras año fue aumentando la estructura administrativa?

Al seguir estudiando las formas de la estructura administrativa de la Personería durante el período comprendido entre 1933 y 1942, se vino aumentando el personal, por cuanto en esta época una de las funciones principales y a la cual se dedicaba con esmero la Personería, era la de presentar al Concejo para su aprobación las numerosas min utas de contratos con los cuales se adjudicaban los ejidos.

Para el año 1942 se modifica la planta de personal quedando conformada de la siguiente manera:

Un Personero, un Secretario, un Oficial mayor, un Mecanógrafo, un Portero, un Abogado consultor de ejidos, un Escribiente de ejidos, un Ingeniero de ejidos, un Secretario dibujante y dos Cadeneros.

Para el año 1944 se encontró que se había reestructurado nuevamente la Personería suprimiéndose el cargo de Escribiente de Ejidos y creado dos nuevos cargos de cadeneros.

Mediante el Acuerdo No. 268 del 14 de diciembre de 1944 se incrementó para la vigencia de 1945 la planta de cargos en dos conserjes y un conductor.

En este punto es menester detenernos en el estadio de la Oficina de Bienes, por cuanto era el pilar de la Institución, ya que la Ley 4ª de 1913, Artículo 145, dispuso que el Personero era el representante Legal del Municipio, estableciendo una dualidad de funciones como administrador y fiscalizador de la administración municipal al mismo tiempo.

¿Qué otras funciones ejercía el Personero municipal?

En 1947 el Honorable Concejo Municipal mediante el Acuerdo No. 421 del 9 de diciembre de ese mismo año creó una Junta Administradora de Bienes denominada Ejidal, cuyas funciones consistían en la parcelación de la Hacienda La Buitrera, para su adjudicación. Estaba conformada por el Personero Municipal, dos concejales y dos habitantes del sector. En el año 1956 el Acuerdo No. 18 de marzo 10, estableció la Junta Administradora de Bienes conformada por: el Alcalde, el Personero Municipal, tres miembros nombrados por el Alcalde y crea la Personería Delegada para Ejidos y Vivienda Popular.

El Acuerdo No. 39 del 26 de marzo de 1957 crea la División de Bienes Fiscales y Contratos y reglamenta la Personería para Ejidos y Vivienda Popular, quedando tres entidades ejerciendo funciones en la administración y fiscalización de los bienes municipales, la Junta Administradora Ejidal, la Personería Delegada para Ejidos y Vivienda Popular y la División de Bienes Fiscales y Contratos.

El Acuerdo No. 102 de octubre 31 de 1966 que crea el Instituto de Vivienda del Municipio de Cali, en su Artículo 28 suprime la Personería Delegada para Ejidos y Vivienda Popular , sin embargo, la Personería continuaba conociendo y tramitando todos los contratos celebrados en el Municipio, funciones que las ejercía la Oficina de Bienes Fiscales y Contratos.

Teniendo en cuenta que el Decreto Nacional No.3518 de noviembre 9 de 1949, declaró turbado el Orden Público y en Estado de Sitio todo el territorio nacional y en consecuencia los Concejos Municipales quedaron incapacitados para sesionar a no ser por convocatoria expresa de los Alcaldes (según Decreto Nacional 3944 de diciembre 14 de 1949).

Ante la incapacidad médica para el desempeño de sus funciones del doctor Alfonso Barberena, Personero Titular, se creó una vacante en el cargo, la cual de acuerdo con el Artículo 232 del Código de Régimen Político y Municipal de la época, debió ser ocupado por el Personero suplente, doctor Antonio Revéiz Valencia, y ante la renuncia irrevocable presentada por este el 29 de diciembre del mismo año, el Alcalde Mayor de Cali, de conformidad con el Artículo 2º. Del Decreto 3944 declaró la vacante del cargo y solicitó al Gobernador del Departamento el envío de una terna para nombrar Personero Interino, recayendo en la persona del doctor Alberto Bonilla Aragón el nombramiento como primer Personero con base en el Decreto Nacional en mención.

Por medio del Decreto No. 589 de diciembre 31 de 1949, el Alcalde Mayor asignó la siguiente planta de personal:

Personero, Abogado consultor, Oficial Mayor, Archivero general, Ayudante de archivo, Conductor, Personero Delegado en lo Penal y Secretario, Oficial de Negocios Penales, Escribiente mensajero, Oficial de Títulos, Dos Mecanógrafas, Ingeniero de Ejidos, Tres Cadeneros, Inspector de Ejidos, Oficial de Contratos y Arrendamientos, Oficial de Pólizas de Compraventa y Jefe de Kárdex

Para el año 1956 mediante Acuerdo No. 90 el 31 de diciembre de 1955 la planta de cargos fue la siguiente:

Personero, Personero Delegado en lo Civil, Personero Delegado en lo Penal, Secretaria de Despacho, Secretario General, Mecanógrafa Personería Delegada en lo Civil, Mecanógrafa Personería Delegada en lo Penal, Escribiente Personería Delegada en lo Penal, Portero Escribiente y Motorista.

La Sección Jurídica de la Personería quedó conformada por: Dos Abogados, un Visitador, tres Mecanógrafas y un Revisor de Titulación.

En el Acuerdo de Presupuesto para la vigencia de 1985, se crearon los siguientes cargos: Un Ingeniero en Sistemas, un Ingeniero Civil, un Economista Contador, cuatro Abogados Visitadores, dos Abogados Auxiliares y una Secretaria, para un total de 58 cargos.

En el Acuerdo de Presupuesto para la vigencia de 1987 se crearon los siguientes cargos: Un Personero Delegado para la Vigilancia Judicial, un Topógrafo y tres Abogados, para un total de 63 cargos.

Mediante Acuerdo No. 146 de diciembre de 1987 se creó la Personería Delegada para la Defensa, Protección y Promoción de los Derechos Humanos, ampliando la planta de personal en los siguientes cargos: Un Personero Delegado I, 21 personeros Delegados II y rres Secretarias I, para un total de 88 cargos.

Finalmente, y por medio del Acuerdo No. 29 de diciembre 16 de 1988 para la vigencia de 1989, se crearon once cargos más: Siete Personeros Delegados II, dos Secretarios I y dos Motoristas Mensajeros, para un total de 99 cargos, planta (actual) de la Personería, según Organigrama.

Así pues, podemos observar la evolución de la planta de cargos de las Personerías, a lo largo de los años.

¿Durante esos años, se planteó algún organigrama?

Del acervo de información, tenemos el organigrama de la Personería en 1989.
Este era, tomado de uno original.

Reseña Historia

¿Cuáles y cuántos personeros ha tenido Cali desde 1910 hasta la fecha?

En busca de obtener una recopilación lo más aproximada a la realidad se revisó el archivo histórico del Municipio, el del Concejo Municipal y las Bibliotecas Departamental y Municipal, encontrando la información que permitió elaborar un listado de Personeros de nuestra ciudad a partir del año 1910 hasta la fecha, el que se relaciona a continuación:

  • PABLO L. ACEVEDO – 1910 a 1913

  • GENERAL INOCENCIO CUCALÓN – 1913 a 1915

  • ALBERTO HOLGUÍN – 1916 a 1918

  • ADOLFO CASTRO BORRERO – 1919 a 1920

  • MANUEL JESÚS LUICIO – 1922

  • TEMISTOCLES RENGIFO – 1923 a 1925

  • RICARDO JORDÁN JIMENEZ – (Reemplaza a Temístocles Rengifo, enero y febrero de 1925)

  • MARIO FERNÁNDEZ DE SOTO – 1926 a 1927

  • LUIS MEJÍA CAICEDO – 1928

  • HERNANDO VALENCIA – 1929

  • GUSTAVO SINISTERRA RIASCOS – 1930 a 1933

  • ALFONSO MARTINEZ VELASCO – 1934 a 1935

  • SANTIAGO JIMENEZ ARRECHEA – 1936 a 1937

  • ARISTIDES MAFLA – 1938 – 1939

  • ERNESTO VERGARA – 1940 a 1941

  • JORGE CÓRDOBA PEÑA - 1942

  • PABLO JOSÉ PÉREZ – 1943

  • IGNACIO SANTAMARÍA LENIS – 1944

  • ALFREDO RIZO NAVIA – 1947

  • HUMBERTO JORDÁN MAZUERA – 1948 – 1949

  • ALFONSO BARBERENA – junio de 1949 a noviembre de 1949 (Renuncia)

  • ANTONIO REVEIZ VALENCIA – noviembre de 1949 a diciembre de 1949

  • ALBERTO BONILLA ARAGÓN – 1950

  • GUSTAVO BALACAZAR MONZÓN – mayo de 1951 a junio de 1952

  • LUIS CARVAJAL – 1952 a 1953

  • GUSTAVO MAYA REBOLLEDO – 1953

  • HERNANDO JARAMILLO – 1954

  • RAMÓN SINISTERRA BARBERENA – 1955

  • RODRIGO PALAU – 1956

  • EDUARDO ALBÁN HOLGUÍN – 1957

  • JULIO RIASCOS – marzo 6 de 1957 a junio 26 de 1957

  • LUCINDO GONZALEZ NAVIA – junio 27 de 1957 a enero 15 de 1959

  • SERGIO RIVAS RENTERÍA – enero 16 de 1959 a 1963

  • LUIS CARLOS MANZANO – 1964

  • JORGE DANILO HINCAPIÉ – 1965 a 1967

  • JAIRO CRUZ ARIAS – 1968

  • REINALDO CARVAJAL BEJARANO – noviembre de 1968 a septiembre 1970

  • PABLO RUBÉN VERNAZA – septiembre 14 de 1970 a diciembre de 1970

  • HERNÁN CRUZ RIASCOS – enero de 1971 a diciembre 30 de 1972

  • JESÚS MARÍA COBO ARIZABALETA – 1973 a 1974

  • HUGO GARCÍA REYES – 1975 a 1978

  • RAUL SUAREZ FRANCO – enero de 1979 a diciembre de 1979

  • GLORIA CORTÉS MONTAÑO – noviembre 2 de 1979 a diciembre de 1980

  • LUIS FABIO MUÑOZ RAMIREZ – 1981 a 1983

  • HERNANDO GOMEZ RIVAS – Reemplazó al doctor Muñoz Ramírez , dos meses

  • JOSÉ VICENTE DUEÑAS LUNA – 1984 – 1986

  • JOSÉ MANUEL CANTERO RECIO – mayo de 1986 a diciembre de 1986

  • SONIA BENITEZ SALAZAR – 1987 a 1988

  • CARLOS ALBERTO MARTINEZ CABAL – 1989

  • SONIA BENITEZ SALAZAR – 1990

  • DIEGO ROJAS GIRÓN – 1991 a 1994

  • FABIO MUÑOZ RAMIREZ – 1994 a 1998

  • NORALBA GARCÍA MORENO – 1998 a 2001

  • FERNANDO MONTOYA MONTOYA – 2001 a 2004

  • ADOLFO LEÓN LÓPEZ GIRALDO – 2004 a 2008

  • MANUEL TORRES MORENO – 2008 a 2012

  • ANDRÉS SANTAMARÍA GARRIDO – 2012 – 2016

  • HÉCTOR HUGO MONTOYA CANO- 2016- 2020

Nota del autor

Al revisar los archivos encontramos en un texto escrito por el historiador de Ejidos Omar Díaz Aparicio, que en el año 1848 fue personero de Cali el señor JOSÉ LLOREDA, con la siguiente nota: “El personero compareció el 31 de mayo de 1848 ante el Juez letrado del Circulo de Cali y reclamó la posesión de los terrenos correspondientes a Ejidos, dehesas y propios de la ciudad. El Juez Nepomuceno Nuñez Conto, dictó la sentencia respectiva en Diciembre 9 del mismo año.”


Recopilación de información.

Rubén Darío Barrera Díaz

Gestión Documental
rbarrera@personeriacali.gov.co
66179 99 ext 126